sábado, 27 de abril de 2013

El benjuí, un sin fin de beneficios externos e internos Leche virginal, un secreto de belleza



Sin título-1
Un secreto que llega del pasado y que se ha puesto en boga nuevamente gracias a sus múltiples propiedades es la llamada “Leche virginal”. Es  es una loción hecha sobre la base a tintura de benjuí o bálsamo de benjuí,  una resina obtenida del tronco del árbol Styrax benzoin oriundo de Sumatra, un verdadero secreto de belleza para mantener la piel tersa y suave.
Su aplicación es muy simple, ya que tiene una consistencia lechosa y no grasa, y se puede usar con un algodón en el rostro, cuello y manos como hidratante, también en los codos, rodillas y talones, y algunas mujeres lo usar como alivio de la hinchazón de los párpados.
Este producto se encuentra en establecimientos de salud alternativa pero también en farmacias.
El compuesto es promocionado también por su capacidad de regenerar e hidratar la piel, eliminando los signos de cansancio e irritación provocados por el día a día y el estrés. Se trata de una loción natural cosmética que protege la epidermis y que se usaba antiguamente como antiséptico local, astringente y protector cutáneo, formando parte de numerosas fórmulas para la piel, ya sea en soluciones, suspensiones o cremas.
Se puede usar como limpiador y loción, ya que además incorpora aguas florales y aceites esenciales,  por lo que además relaja las pieles sensibles cansadas o irritadas, hidrata, purifica y relaja la piel sensible y seca y puede ayudar con la resequedad de todo el cuerpo.
Otorga tersura y frescura a la piel, un dato que ha sido compartido por muchas mujeres del ambiente artístico nacional. El uso es generalmente después del baño en las zonas más resecas de tu cuerpo, aplicando después de la crema de limpieza para retirar residuos, cerrar poros, refrescar e hidratar

No hay comentarios:

Publicar un comentario