sábado, 27 de abril de 2013

Silk Yle Leche Cosmetica de Benjuí promete dejar la piel más linda que la de Cleopatra


Sus propiedades regenerativas e hidratantes la han convertido

en el producto de belleza favorito de la temporada


JANETT REBOLLEDO P.

Muchas veces hemos escuchado sobre los famosos baños de leche que Cleopatra se daba, para disfrutar de una piel lozana, joven y hermosa.

Pues bien, ahora usted también lo puede hacer, no llenando la tina de leche, sino que comprando el producto natural que la lleva esta temporada: Silk Yle® Leche Cosmetica de Benjuí, elaborada con extractos de un milenario árbol de Sumatra.

Silk Yle® Leche Cosmetica de Benjuí es una antigua receta a base de tintura de Benjuí, que es la resina obtenida por cortes en el tronco del "styrax benzoin", especie oriunda de Sumatra.

El compuesto obtenido es, según prometen los fabricantes, capaz de regenerar e hidratar la piel, eliminando los signos del cansancio y la irritación. A pesar que su elaboración en nuestro país data de hace varios años (1938), recién se está dando a conocer de manera más amplia.

UNA PIEL LOZANA

Silk Yle® Leche Cosmetica de Benjuí tiene varias propiedades que ayudan a la piel. Es una loción natural cosmética, que protege la epidermis y que se usaba antiguamente como antiséptico local, astringente y protector cutáneo, formando parte de numerosas fórmulas para la piel, ya sea en soluciones, suspensiones o cremas.

Son muchas las "famosas" criollas que utilizan este producto, como Tamara Acosta Catalina Pulido, la cual incluso pone unas gotitas de la leche en la tina cuando se va a bañar.

USO EN LOS BEBÉS

Si bien Silk Yle® Leche Cosmetica de Benjuí se usa en adultos, también lo pueden usar los bebés, ya que promete muchos beneficios para los lactantes.

El modo de uso es bastante fácil: sólo hay que ponerla en el rostro, cuello o cuerpo, como si fuera una crema común y corriente. Los precios fluctúan entre los $100.00 a los $430.00, dependiendo del tamaño del envase, y se encuentra en las farmacias homeopáticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario